“La exhibición de Arte Digital ha finalizado el 15 de marzo del 2021. Los y las invitamos a revisar las obras de las artistas en los link disponibles a continuación. Podrán conocer más de ellas a través de sus redes sociales y revisando el catálogo digital de la ExpoArte Virtual 2021”

Texto Curatorial

MORE THAN HUMAN

Valentina Serrati / Enero 2021

Durante la mayor parte de los últimos 50 años, todos pasamos mucho tiempo con la tecnología: íbamos en auto al trabajo, volamos en aviones, usamos celulares, computadoras y cocinamos con microondas. Pero incluso hace siete años, la tecnología parecía externa, algo que nos sirve para una tarea en particular, meramente una herramienta. Hoy en día, el rápido desarrollo tecnológico ha permitido, por ejemplo, a las personas crear identidades imaginarias en mundos virtuales pasando horas jugando vidas paralelas. Una nueva generación contempla una vida de computación portátil, y le resulta natural pensar en un futuro donde sus cuerpos pudieran ser la versión del yo cyborg. Estos días, lo que es tan sorprendente no es sólo la ubicuidad de la tecnología, sino también su intimidad.

El aislamiento social trajo consigo una aceleración de la interpretación de nuestra vida, la de los otros, lo cotidiano, a través de las plataformas digitales. Intentamos (con o sin éxito) traducir las experiencias que antes eran parte de nuestro real tangible a la esfera de lo digital incorpóreo. Estamos cada vez más preocupados por las realidades virtuales que experimentamos ahora, sumado a que, las plataformas en línea son, por diseño, adictivas (Alter, 2017). Dadas las restricciones de interacciones sociales, nuestra actividad online tiende hoy en día a difuminar los límites entre nuestras vidas en línea y el mundo real. La pregunta que surge entonces es: ¿Podemos construir nuevas formas de habitar aquello que se encuentra justo al medio (mediación) de lo real y lo virtual? Podemos considerar las dicotomías (real/virtual, físico/digital) como algo del pasado y comprender que efectivamente performamos de manera constante como humanes en la esfera de la materia/dato informático y que éste contamina también la manera en que percibimos el mundo natural que nos rodea?

Habiendo asumido esta condición, no podemos dejar de lado entonces, los mecanismos de afecto que satisfacen nuestra emocionalidad ante la ausencia de contacto directo con el otro. El desplazamiento sin fin en la navegación online y las infinitas horas en línea de interacción con las redes sociales han fomentado también el desplazamiento de las formas de afecto e interacción con el otro. No debemos olvidar que esta estructura de afectividad digital ya estaba muy presente antes de la pandemia. ¿Es posible que el aceleramiento de un proceso que era inevitable, pudiera haber influido en la intensidad de los códigos de lenguaje afectivo digital y en consecuencia la materia misma de nuestra afectividad?

Las artistas invitadas a esta curatoría representan justamente esta forma de afecto y emocionalidad que surge desde el trabajo con nuevas poéticas digitales en momentos de crisis. Desde lo formal, el desarrollo avanzado de la estética digital del 3D, la realidad virtual entre otras estrategias, su materialidad, confieren un acercamiento a una nueva subjetividad humana y no humana más allá de sus narrativas. Nuestro afecto con el otro es aquel “mediado por”, y gracias al cual, podemos efectivamente tener una aproximación más horizontal, más empática a temas de nuestra afectación. Nuestra crisis como humanidad incluye la explotación de recursos, la emergencia medioambiental, la crisis económica y la alienación del humano como sujeto productivo, todos ellos asuntos que nos conciernen y que se visualizan de forma unificada en la pandemia que nos aqueja, y que como humanos hemos recurrido a la tecnología en busca de una forma de seguir comunicándonos y expresar estas inquietudes.

No podemos entonces seguir declarando que la materia digital y sus nuevas poéticas e imaginarios son incorpóreos, porque estamos físicamente sintiendo los afectos, las emocionalidades de la vida condicionada a lo virtual, que finalmente se vuelven absolutamente reales. ¿Existe entonces una nueva materialidad digital, que pudiera transmitir de forma efectiva, poéticas, sensibilidades y emociones? ¿Podríamos crear mediante el arte y la tecnología nuevas formas de afectividad que nos comprometan física y psicológicamente hacia nuevos pensamientos críticos y acciones reales en el mundo, así como del bien común? ¿Pudieran la tecnología y la creatividad, en suma, hacernos más que humanos?

* More than Human es una novela de 1953 del escritor estadounidense Theodore Sturgeon; trata de la unión de seis personas extraordinarias con poderes como la telequinesis, la telepatía y la superinteligencia, y que son capaces de “encarnar” (un acrónimo de “mezclar” y “combinar”) sus habilidades. De esta manera, pueden actuar como un organismo. Progresan hacia una conciencia gestalt madura, llamada homo gestalt, el siguiente paso en la evolución humana.

Proyecto Sensible (The Sensitive Project)

Catalina Tuca

Proyecto audiovisual que le da forma a las emociones, ayudando a la gente a visualizar emociones propias e incluso, sensorialmente, experimentar las emociones de otros, durante la pandemia 2020. El proyecto muestra los 5 primeros resultados de este proceso, emociones descritas por personas en distintas latitudes, y renderizadas por diseñadores tambien en distintos puntos geográficos del planeta. De esta manera, el proyecto en continuo crecimiento, va dando cuenta de una emocionalidad global a través de la interpretación y traducción de lo invisible en materia y corporalidad digital.

El Hueso (The Bone)

Michelle Letelier

Experiencia modelada en realidad virtual que nos transporta al flujo de conciencia de un salmón silvestre y de cultivo. Las paradójicas condiciones de vida de estos animales se perciben de manera poético-mítica: un animal marcado por largos viajes y diferentes ciclos de vida en el rio y el océano, mientras otro organismo está atrapado en una instalación de cría masiva, manipulado genéticamente y definido como biomasa de alto rendimiento. 

Philia

Javiera Depassier

La animación observa el proceso de intervención de lo técnicos en la esfera de lo privado, proceso acentuado por los momentos recientes de crisis y aislamiento que han decimado las relaciones sociales y han ocasionado una reconfiguración de la experiencia sensible. La obra intenta señalar el estado de transición en el que se encuentra la sociedad de hoy, uno donde la caracterización de lo técnico como supresor de lo sensible ya no describe adecuadamente la relación con los dispositivos que operamos.

[A]LIVE

Valentina Serrati

La propuesta basada en una experiencia en tiempo real, presenta a una persona cuya existencia, su habitar cotidiano, solo se manifiesta mediante la plataforma social IG. Sin embargo, su devenir como materia está condicionada también a la deconstrucción de este paradigma entre lo virtual y lo real, la memoria de lo vivido y aquello que sucede simultáneamente en nuestro propio existir. La obra supone un cuestionamiento de la construcción de mundo que ya venía siendo afectada considerablemente por la mediación instantánea de lo privado hacia lo público y su interpretación desde lo colectivo.

Te has suscrito correctamente al boletín

Se produjo un error al intentar enviar tu solicitud. Inténtalo de nuevo.

Expo Arte Santo Domingo will use the information you provide on this form to be in touch with you and to provide updates and marketing.